La Vega Central o simplemente “ La Vega”

Por: Claudio Riveros

La Vega Central  no  sólo  es sinónimo de abrumadora abundancia de vegetales, mariscos, carnes y otras especies y productos,  sino que además  es una gran institución Chilena, que con gritos de lenguajes pintorescos y picarescos emanan tradición,  cultura popular y de esfuerzo.
Cien años de existencia y cientos de historias nacidas en este lugar originalmente conocido como el barrio de chimba, que en palabra quechua quiere decir “de la otra banda” o “el lugar menos importante”. Desde el exterior pareciera impenetrable, cientos de personas en constante movimiento conforman una hermética  barrera casi imposible de traspasar, pero una vez dentro, descubres poco a poco sus peculiares momentos, colores y frescos aromas propios de sus productos naturales.  Sin olvidar, además, los aromáticos vapores que emanan de  las ollas calientes de sus comidas típicamente chilenas, ofrecidas desde los  reducidos y sensillos comedores de la vega chica, opción preferida de sus vendedores y clientes. La versatilidad de sus personajes criollos, que junto con adornar con cuecas y cantos el recorrido, incorpora alegría y peculiaridad a este lugar verdaderamente atractivo. Sus pasillos se definen  por torres de cajones cargados de hortalizas y dulces frutas expuestas por orden de llegada  y en sus patios descansan carretas, cajones, sacos de harina, de papas y unos que  otros  cuerpos tumbados por el cansancio y la buena vida. La Vega Central o simplemente La Vega…. lugar  propicio para retomar fuerzas perdidas producto de una gran celebración. Es nuestra esencia  y nuestro patrimonio, sencilla y amigable, colorida y bulliciosa, multifacética y popular…el alma al desnudo de todo un país. Un lugar de acogida y subsistencia popular.

Dónde: Dávila Baeza, 700, Recoleta.
Web: www.lavegacentral.com

 

Anuncios

Acerca de livinsantiago

Todo el panorama cultural, artístico, gastronómico y turístico de Santiago. Un viaje por la ciudad. No es una revista, es entretención para tus momentos de relajo.Entre y Páselo la raja.
Esta entrada fue publicada en Ciudad. Guarda el enlace permanente.